Tubos de aluminio para un stand. El juego de suspensiones crea movimiento como cortinas

El diseñador Pedro García Martínez diseñó este pabellón de exhibición efímero para una empresa dedicada a la producción de ventanas de aluminio y elementos de carpintería. Usa el material dúctil y ligero para crear un juego de elementos suspendidos que parecen moverse en el vacío

Los objetos que componían la exposición fueron colocados cuidadosamente en el stand, para que pudieran disfrutar de una posición más prominente y más espacio libre a su alrededor. Era como si cada uno de estos objetos estuviera envuelto en una burbuja imaginaria cuyas dimensiones estaban directamente relacionadas con su importancia

Al mismo tiempo, se intentó que la sección del proyecto también expresara esta misma idea. Para hacer esto, se creó una superficie imaginaria, una especie de manto continuo que gravitaba sobre las muestras expuestas y se deformaba. Se describió así una serie de áreas con elementos suspendidos que, además de definir un área espacial, caen del techo para resaltar algunos puntos de vista

El material utilizado son piezas de residuos cilíndricas en producción, a la espera de ser recicladas. Mil novecientos treinta y tres (1.933) cilindros de aluminio fueron suspendidos por un total de cuatro mil quinientos veintitrés (4.523) metros de alambre con precisión milimétrica. El espacio es permeable al ojo e inundado con reflejos anodizados

Gallery

PERSONAS